El pozo de oro de Internet está en las webs de citas

El conocido como “online dating” se ha consolidado como un negocio que no para de crecer y que no toca techo. Un mercado enorme pero muy poco transparente ya que la mayoría de sus cifras están sesgadas para no informar a la competencia.

Existen desde grandes corporaciones como Meetic o eDarling hasta exclusivos portales para buscar algo concreto: maridos millonarios para hijas de buena familia, sitios para afroamericano, webs para homosexuales o para infieles.

Su éxito es conocido: el 5% de los estadounidenses que se casan cada año y se conocieron en portales de citas online, forman parejas más estables.  Pero ¿cómo sobreviven estas webs?

Aunque la mayoría de sitios web gratuitos se alimentan de publicidad,  la clave está en los portales de citas  que utilizan el servicio gratuito de inscripción y examen de personalidad para captar usuarios pero que viven de servicios premium de pago.  Una de las páginas que utiliza esta fórmula es Parship, una web alemana que promete un 38% de éxito al basarse en un algoritmo de 136 reglas. Cada semana, 23.000 nuevos miembros se apuntan para alcanzar esa cuota de felicidad.

Como en todo sector, siempre hay una empresa líder en el mercado. En este caso IAC, con 7 marcas de citas online, forma un conglomerado de 20 empresas con 150 marcas y productos  implantados en más de 30 países.   En Europa, lidera el mercado con Meetic, el portal cotizado en la Bolsa de París con un valor superior a 438 millones de euros y que, tan sólo el año pasado, facturó 172,2 millones de euros.

Como no podría ser de otra manera, el mercado de citas a través de móvil está desarrollándose cada vez más. Las webs que ofrecen estos servicios están lanzando sus aplicaciones móviles y están surgiendo nuevos negocios sólo disponibles en este formato.  Un ejemplo es Tinder (también del grupo IAC) a través de la cual se realizan más de 10 millones de contactos al día. 

Categoría: 

Temáticas: 

0

Publicidad